Nuestro gran bosque


La Ciudad de México, aunque muchas veces no lo pensemos así los que aquí vivimos, es una ciudad muy turística, ya que aquí hay todo lo que necesita un viajero para sentirse más que cómodo y contento; la metrópolis tiene lo más avanzado en cuanto a confort, así como una historia sin paralelos.

Los hoteles en México DF se encuentran dentro de los mejores del mundo, debido a su gran servicio, belleza arquitectónica y excelente locación.

Una gran porción de los grandes hoteles en México DF se encuentra muy cerca de uno de los lugares más preciados de esta ciudad, que muchas veces es menospreciado por los capitalinos, simplemente por la frecuencia en el que lo vemos, lo que le hace erróneamente una cosa de todos los días; este lugar el bosque de Chapultepec.

En primera instancia, debemos de saber como capitalinos que el bosque de Chapultepec es el pulmón principal de nuestra capital, cuyos arboles limpian lo más posible el aire de una de las ciudades más contaminadas del mundo entero; sin él, nuestro aire sería casi irrespirable.

El bosque de Chapultepec, a su vez, es un factor clave para proteger a esta ciudad de los cambios climáticos tan fuertes que ha habido en los últimos años, conocido como el calentamiento global, un fenómeno que mezclado con el problema de la contingencia sería un problema insoportable para nosotros sin el escudo y protección del bosque de Chapultepec.

El bosque de Chapultepec está rodeado en sus vecindades por grandes y profundas barrancas, que conducen a él del modo en que todos los caminos conducían a Roma, algo que en años pasados le hacía un lugar muy rico, tanto en flora como en fauna.

13788575551En tiempos prehispánicos, el bosque de Chapultepec estaba poblado de animales, insectos y reptiles de todo tipo, como tortugas terrestres, víbora de cascabel, tarántulas y escorpiones, así como jaguares y lobos, que abundaban en la región al hacer sus expediciones de cacería; aun en los tiempos de Don Porfirio, el mandatario se quejaba todos los días, debido a que por mucho tiempo no pudo dormir por el aullido de una loba.

El bosque de Chapultepec, hemos de saber que no nada más es un  bosque, sino que también tiene una serie de lagos, muchos de ellos hechos por el hombre hoy en día; sin embargo, en tiempos más antiguos existían muchos lagos de carácter natural, donde había una enorme variedad de peces de todo tipo, incluyendo uno a quienes los aztecas le llamaban el pez gigante, que hoy en día se cree que eran manatíes.

A su vez, los aztecas utilizaban este bosque para plantar árboles de ahuehuete, muchos de lo cuales todavía existen el día de hoy, ya que en óptimas condiciones, este árbol puede llegar a vivir 700 años.

El nombre Chapultepec fue un nombre otorgado por los aztecas, que significa Bosque de Chapulines.

FacebookTwitterEvernoteBibSonomyShare